No tomarás la ILP en vano: las Plataformas en la encrucijada.

publicado | argitaratua 14. ene, 2013

Por ARGOS.

Las Plataformas de Afectados por la Hipoteca han celebrado en Barcelona el pasado día 12 de enero un encuentro interestatal clave. En su orden del día ha habido dos partes.

Por un lado, se enfrentan a un reto organizativo: el de cohesionar y dar coherencia al aluvión de nuevos activistas, al florecimiento de Plataformas por toda la geografía. El modelo de organización y movilización de la PAH ha resultado un éxito, pero el crecimiento obliga a enfrentar nuevos problemas. Hasta las meras listas de correo, ese mecanismo tan habitual de coordinación de los movimientos sociales, se ven desbordadas simplemente por exceso de interlocutores.

Pero este reto ha sido y es permanente y continuo. Hubiera ocupado el orden del día de este y cualquier encuentro cualquiera que fuera la fecha en que se celebrara, como de hecho está presente en el debate cotidiano de todas y cada una de las PAH desde hace meses.

ILP-300x300Ha sido otro reto el que ha marcado esta fecha y este encuentro interestatal: la propuesta legislativa de la dación en pago retroactiva ya ha entrado en el Congreso. Lo hizo el pasado 21 de diciembre, como queriendo decir que se queda corta, que no le va a tocar la lotería. En realidad se ha quedado larga de firmas, y a esa fecha la Junta Electoral Central ya certificaba más de 600.000 firmas, pasado el listón sobradamente del medio millón.

¿Y ahora qué? Como ya comentamos anteriormente, el marco legal que regula la Iniciativa Legislativa Popular es restrictivo en el ámbito de ejercicio y castrante en cuanto a su capacidad efectiva de producir cambios legislativos. De 59 ILPs tramitadas desde 1984, solo una ha producido algún cambio legislativo en el sentido de los proponentes. Las Plataformas son conscientes de que “El derecho a la Iniciativa Legislativa Popular no pasa de ser un costoso y agotador derecho de súplica, que una vez ejercido deja inermes a los suplicantes ante la voluntad o falta de ella de la clase política“.

ilp-4

Pero las Plataformas no van a bajar los brazos, sino a elevar la voz. Inician una campaña para hacer sentir a los responsables políticos la presión de la calle, el abrumador apoyo social de que goza hoy en día la causa de la dación en pago. Van a emplazarles públicamente a que se pronuncien sobre su actitud ante la ILP. Las Plataformas harán acto de presencia allá donde estén, acudan o se presenten diputados del PP y del PSOE y de cualquier grupo o partido con voto en el Congreso de los Diputados que no se comprometa a apoyar la ILP por la dación en pago.

Seguramente que el contubernio PP-PSOE buscará encontrar una salida que desactive la protesta social sin perjudicar demasiado a la banca. Ahora bien, ¿hay margen para esa salida? Hasta ahora ha habido tres intentos desde el Gobierno, tantos como votaciones en el Congreso que han rechazado la dación en pago. En julio de 2011, la ley “rubalcaba” de apoyo a los deudores hipotecarios, bautizada sarcásticamente como ley “de apoyo electoral” (aunque no surtió ningún efecto). En febrero, el decreto de Guindos. En noviembre, el decreto-ley de moratoria de dos años a algunos supuestos de desahucio. Cada uno de ellos ha quedado desacreditado a los pocos días de su vigencia.

Según las Plataformas, sí hay margen para esa salida: el coste de la dación en pago para la banca estaría entre los 12-15.000 millones de euros, una cifra muy inferior a lo que nos está costando el rescate de un solo banco, por no hablar de las magnitudes globales (más detalles aquí). Según la Banca, sería poco menos que el apocalipsis. Véanse cualquiera de estos dos enlaces. Es indudable que la banca está sobreactuando. Le ha ido tan bien, ha conseguido tanto de los poderes públicos a su favor y en contra de la sociedad, que lo seguirá haciendo.

Así que la cuestión se plantea, realmente, no en términos de coste económico para la banca (o de cuánto deja de ganar), como en términos de coste para el sistema político de los dos partidos altergobernantes. ¿Rectificarán antes de tiempo o dejarán que la gente, la opinión pública, interiorice una lección de democracia real: que necesitamos una Iniciativa Legislativa Popular que sea ágil, sin reserva de materias a tratar y que no esté sometida al veto de las mayorías parlamentarias? Que para ello tenemos que cambiar la Constitución, el artículo 87 y la Ley Orgánica que lo desarrolla. Y que debemos convertir el millón de firmas de la ILP pro dación en pago en impulso constituyente.

dacion-en-pago-de-guindos

Share

Tags: , , ,

cerrado | itxita .